sábado, 21 de marzo de 2009

En la plaza, que era asi, creo...

Hoy me gusta la vida enormemente, pero, desde luego, con mi muerte querida y mi cafe...